Inicio
Donde estamos
Horario
CONTACTO
CAMPAÑAS/OFERTAS
Precios/tarifas
Consulta
Medicina Preventiva
Cardiología
Prequirúrgico
Cirugía
Dermatología
Diagnostico Imagen
Geriatria
Laboratorio Análisis
Obstetricia/Genital
Esterilización.
Odontología
Oftalmología
Oncología
Traumatología
SEGUROS MASCOTAS
Perros sus cuidados.
Gatos sus cuidados
Exóticos
Filaria
Leishmaniosis
Viajes y Vacaciones
Cuidados Temporada
Protectoras.
Anuncios
Tienda, Petshops
COLONIAS GATOS
Enlaces interesantes
Noticias
Mapa del sitio
Ofertas/Outlet


 CENTRO VETERINARIO DON CANITO 

 Calle Martínez Villergas, 22, Madrid (28027).

 Teléfono Consulta: 91 403 45 79

 Teléfono Urgencias: 608 72 74 19

  centroveterinario@doncanito.com 



 Leishmania o leishmaniosis en perros, ¿que es?, prevención y tratamiento.

 Es una enfermedad muy grave. Si el perro no muere, sera un enfermo crónico que precisara un estricto control de por vida.

Es una enfermedad grave con múltiples presentaciones clínicas, la más evidente para los cuidadores son la pérdida de pelo, descamación de la piel, crecimiento excesivo de uñas, presencia de heridas o úlceras en orejas y extremidades, sangre por fosas nasales y en la orina. Otros trastornos graves son los que afectan a hígado, bazo. riñones, ojos, articulaciones, musculos, vasos, hay fiebre, adelgazamiento y fatiga.

Es una zoonosis, esto es que puede causar graves enfermedades a personas con el sistema inmune alterado. 

Perra con Leishmaniosis     Lesión cutanea     Lesión cutanea en la cola     Lesión en uñas

American Stafford con lesiones cutaneas por leishmaniosis

 

Detalle de lesión cutanea de la perra de la foto anterior.

 

Otra lesión cutanea de la misma perra.

 

Paroniquia en la misma perra.

 Su  prvalencia en España es muy alta, nuestro clima favorece la presencia de la mosquita en los meses de calor; la mayoría de los perros están expuestos a la picadura durante gran parte del año.

Se precisa de un vector para el contagio o transmisión y para su ciclo biológico, que es la mosquita de la arena, Plebotomus,  y un mamífero que actua como reservorio. Dentro de la mosquita recibe el nombre de promastigote,y se encuentra en su tubo digestivo, tiene forma alargada y con flagelo,  en su hospedador (perro, lobo, zorro, ratas, conejos, hombre,...) en el interior de las células, aquí recibe el nombre de amastigote y tiene forma ovoide. 

Ponle freno a la leishmania     Lesiones cutaneas en cabeza     Podenco con leishmania

La vacuna es la mejor protección.

 

Lesiones cutaneas de Rottweiiler por leismania.

 

Lesiones cutaneas en podenco por leishmania.

¿Cómo se transmite la enfermedad?

  El Phebotomus perniciosus, es el principal vector de transmisión en la cuenca mediterránea, realmente llega practicamente a toda España; existen otros insectos transmisores y también es posible el contagio por transmisión directa (jeringuillas, transfusiones sanguíneas, etc), pero siempre es con sangre.

  El circulo empieza cuando el insecto hembra se alimenta de la sangre de un vertebrado, generalmente un perro, en el que hay leishmanias. Estas maduran y se multiplican en el tubo digestivo de la mosquita, y al picar a otro animal se lo inoculan, así se contagía.

  La época de contagio es  primavera y verano en las zonas más cálidas de España, en las más frias el periodo es más corto quiza de Junio a Septiembre.

  Una vez picado e inoculado el perro, en su piel, la leishmania se multiplica y emigra a otros órganos. El sistema inmunitario no da una respuesta adecuada a esta enfermedad; no todos los perros infectados desarrollan la enfermedad, pero si son reservorios.

  Una vez enfermos los perros pueden mostrar algunos de los siguientes síntomas: intolerancia al ejercicio, perdida de peso grave y anorexia, fiebre, esplenomegalia, diarrea, vómitos, epistaxis (hemorragia nasal) y melena (hemorragía intestinal), linfadenopatía generalizada (inflamación ganglios), lesiones cutáneas como hiperqueratosis, caspa, engrosamiento piel, depigmentación y agrietamiento de trufa (hocico) y almohadillas plantares, pelaje ralo y perdida de pelo, nódulos intradérmicos y úlceras, uñas largas y quebradizas.

  Hay otros signos menos frecuentes como neuralgias, poliartritis, poliomiositis, lesiones osteoliticas y periostitis, también problemas oculares (conjuntivitis, queratitis y uveitis). 

    Al final fallo renal (poliuria, polidipsia y vómitos uremicos).

  Traenos a tu perro cuando le veas algún signo, no esperes, al comienzo casí todo tiene una solución, traenoslo le realizaremos primero un sencillo análisis para confirmar o descartar la enfermedad, luego si la prueba diera positivo, se ampliarian los análisis y se le pondria en tratamiento.

 Pero hoy se puede prevenir por medio de la vacunación, llevamos ya más de dos años  vacunando y revacunando; actua estimulando una inmunidad especifica contra la leishmania infantum, no existe riesgo de que se reproduzca la enfermedad en el perro, ni en los que presentan deficiencias inmunologicas, pues la vacuna, CaniLeish, esta compuesta por una selección de proteínas de la leishmania y no por el extracto total, por lo que se evitan los riesgos asociados.

   La vacuna ha sido probada en condiciones extremas y el 92,7% de los perros vacunados no desarrollan la enfermedad, estas condiciones extremas dificilmente suceden en la vida cotidiana de nuestros perros.

   Como efectos secundarios, después de la inyección pueden aparecer reacciones locales como inflamación, nódulos, enrojecimientos y molestias a la palpación en la zona, estas molestias desapareceran sin precisar tratamiento en unos dos días o a lo máximo en dos semanas.  Al igual que en otras vacunaciones el perro puede presentar sonnolencia y una ligera fiebre que cesa espontáneamente, en nuestra experiencia de uso calculamos que dan estas reacciones solo el 2%, pero han sido siempre de poca importancia.

  No aconsejamos la vacunación de los animales infectados, porqué aunque no agrava la enfermedad no conocemos actualmente que produzca algún beneficio al animal.

     SI AÚN QUIERES SABER MÁS SOBRE LA LEISHMANIA, PINCHA AQUI

   Modo de actuación ante un perro que viene a recibir su primera vacuna: realizamos un reconocimiento previo, realizamos el test de leishmania, que tiene una alta especificidad y sensibilidad, y que realizamos en la misma consulta y al momento, si da negativo se procede a administrar la primera dosis, si diese positivo es conveniente ampliar estos análisis para saber de que estado se parte y poner al perro en tratamiento y ver su posterior evolución.

Esta vacuna se administra a partir de los 6 meses, consiste esta primovacunación en la inoculación de 3 dosis, administradas con un intervalo de 3 semanas entre sí.  Es precisa la revacunación anual. 


Continuamos con la Oferta de la Campaña de Primovacunación contra la LEISHMANIA en nuestra Clínica, con una oferta que creemos  es la más económica de la zona:    

  

Campaña Vacunación Leishmaniosis

                                -

  

 

     RESERVA EL PACK DEL  TEST Y LAS 3 DOSIS, LLAMANDO al 91 403 45 79

    Test de leishmania con resultado negativo     Inoculación de la vacuna     Sellado de cartilla, en este caso pasaporte sanitario

Nuestra perra Ginebra fue la primera en testarse y vacunarse hace ya 2 años.

 

El test dio negativo.

 

Inoculación subcutanea de vacuna de leishmania.

 

Cartilla sellada.

 

   © 2013. Centro Veterinario Don Canito. All Rights Reserved.

Top
Centro Veterinario Don Canito | centroveterinario@doncanito.com